Blog

Curiosidades sobre el Día de la Madre

No siempre se ha celebrado en mayo pero continúa siendo una fecha muy especial

Se acerca ese día tan entrañable en el que nuestras madres se convierten en las protagonistas. Siempre las tenemos cerca, aun desde la distancia, pero a veces nos hace falta tener un día especial para acordarnos de ellas. Pero, ¿es el primer domingo de mayo cuando se celebra esa onomástica en todo el mundo? La respuesta es no, y existen varias curiosidades el respecto.

Sí que es verdad que en casi todos los países el Día de la Madre se celebra en mayo, pero también hay otros que lo hacen en otros meses del año. Los noruegos son los más rápidos en hacerlo, en el mes de febrero, y por el contrario los habitantes de Indonesia lo hacen el 22 de diciembre. Entre medias están, por ejemplo, los países del Este, entre los que se encuentra Rusia, donde ese día coincide con el Día internacional de la Mujer, el 8 de marzo.


¿Por qué se celebra el Día de la Madre?

La veneración a la diosa Isis egipcia podría ser el inicio de esta tradición a la Gran Madre, algo en lo que coincidían con los griegos pero con otra diosa diferente, la madre de los dioses del Olimpo Rea, como también los romanos donde el culto se rendía a Cibeles.

Como en muchas costumbres antiguas, la Iglesia Católica se aprovechó de esta tradición para venerar a la madre de Jesús, la Virgen María. Desde 1954 se declaró el 8 de diciembre como Día de la Madre, pero hizo falta que sucediese una anécdota histórica para que en España se trasladase esa onomástica al primer domingo de mayo. Fue tras la campaña que desataron en EEUU las activistas Julia Ward Howe y Anna Reeves Jarvis que llevó a declarar el Día de la Madre el segundo domingo de mayo. España seguiría esta línea diferenciando por un lado el día de la Inmaculada Concepción y por otro el Día de la Madre, pero un domingo antes que los estadounidenses.


¿Qué podemos regalar?

La tradición nos ha demostrado lo bonito que resulta entregar un pequeño regalo a nuestra madre en este día tan especial. En realidad vale cualquiera siempre que suponga pasar un momento maravilloso en su compañía. Por eso, lanzamos una propuesta. ¿Qué mejor forma de disfrutar de un rato con tu madre que con una copa de burbujeante frizzante Vis a Vis de por medio?. Su bajo contenido en alcohol y su sabor dulce, aunque nada empalagoso, lo transforman en el regalo ideal para saborear este día tan especial.