Blog

¿Rosado o clarete?

Legalmente iguales pero con diferencias

Ayer os dábamos a conocer el nuevo Rosado de Bodegas El Inicio. Pero, ¿Pluma Rosé es rosado o clarete? ¿Qué diferencias hay entre los dos?

Vayamos hacia atrás, a mediados del siglo XX el vino más consumido en España era el que denominaban “clarete”. De hecho, grandes zonas vitícolas como la DO Ribera del Duero existen gracias a su consumo. Pero la reglamentación europea no distingue entre los dos excepto si nos referimos al color. Mientras que un rosado es más oscuro, un clarete tiende más a la palidez.

Pero aunque a nivel administrativo no hay diferencias y los dos pertenecen a la categoría de rosados, a nivel cultural sí que hay diferencias. Hace un siglo predominaban los viñedos con variedades de uvas blancas y tintas entremezcladas. Por ello los vinos tintos tenían poco color y se les propició el uso del galicismo Clarete. Con el paso del tiempo se empezó a utilizar el término de vino Rosado tras el éxito de los rosados de Navarra, desde donde se extiende su elaboración.

Entonces, ¿cuántos tipos de vinos “rosados” existen?

En realidad hay tres tipos:

*Rosado de “sangrado”, que procede al 100% de uva tinta que se macera y se “sangra” horas más tarde para que fermente sin los hollejos, es decir sin la piel.

*Rosado de “prensado directo”, que se elabora con mezcla de uvas tintas y blancas, a través de un primer estrujado enérgico y un posterior prensado. En la maceración, corta, es donde el vino recibe su color.

*”Clarete”, que procede de mostos donde se mezclan uvas tintas y blancas. La fermentación se puede hacer en presencia de los hollejos tintos.

Lo curioso es que, a pesar de ser esta la definición legal de los vinos, en cada zona llaman a cada uno de una forma y es difícil llegar a acuerdos.