Blog

Conociendo Valladolid de la mano de César Pérez Gellida

A través de los personajes de su novela ‘Memento Mori’

En el bar Zero Café de Valladolid, en plena “guarida de Ledesma” -el protagonista de la obra de César Pérez Gellida ‘Memento Mori’-, es donde finalizan las visitas guiadas que el Ayuntamiento de Valladolid acaba de poner en marcha. Comenzaban el pasado fin de semana y tendrán continuidad hasta el mes de marzo. Con ellas se pretende dar a conocer esta bella ciudad de la mano de los personajes del autor: el inspector Ramiro Sancho y el asesino Augusto Ledesma. Los participantes pueden descubrir con esta iniciativa la calle Santo Domingo de Guzmán, la plaza del Viejo Coso, el entorno de la plaza de San Pablo o el bar Zero Café donde tiene lugar la última parada de la ruta y donde se podrá charlar con dos personajes reales de la novela, Luis y Paco, que están detrás de la barra.

Aquí es donde César Pérez Gellida, también encargado de realizar el guión de la puesta en escena, ha querido que finalicen las visitas guiadas porque en Zero Café donde el asesino de la historia “descansa tras su trabajo”.

Y un buen final merece un buen vino. Los participantes en estas visitas pueden disfrutar de una copa de Rivendel en el local, como hicimos en el primero de los pases que tuvo lugar el pasado viernes con la presencia de Pérez Gellida, al que hicimos entrega de una botella de Magnum Crianza de este vino Ribera del Duero, firmada por el enólogo de Bodegas El Inicio Ángel Luis Margüello.

"Memento Mori" ("Recuerda que vas a morir"), es el título de la primera novela que compone la muy esperada trilogía negrocriminal "Versos, canciones y trocitos de carne", de este escritor vallisoletano. Se inicia con asesinato de una joven ecuatoriana que da lugar a una investigación que se convertirá en la pesadilla del inspector de homicidios de Valladolid, Ramiro Sancho. La obra, narrada en un dinámico y atrevido lenguaje cinematográfico, arrastra a los lectores por un camino inesperado al describir los hechos desde la perspectiva del propio asesino: Augusto Ledesma.